La estructura de la magia y la verdadera alquimia


Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com 

La magia está considerada como un sortilegio que puede convertir algo en otra cosa, pero ¿cómo se procesa eso? ¿Qué es lo que ocurre?
La magia trata realmente sobre lo mágico de la transformación, algo que pocas personas logran comprender pues es algo que no es posible ver.
Hablo aquí de la magia en el sentido de energía, en el sentido de energía transformada.
Hay muchos aspectos en la magia y lo principal que se ha de comprender es que somos seres energéticos. Todo a nuestro alrededor es energía.
Pues bien, esas energías pueden ser transformadas en determinados “códigos” y “herramientas”, y voy a explicar algunas de ellas para que lo entiendas.
Cuando hablamos de magia, hablamos de movimiento. Se necesita la energía del movimiento mental y energético para mover otras energías y llevar a cabo estas transformaciones.

Cuando se trata de transformar “cosas” o energías en otros seres vivos nos deparamos con ciertas barreras. Por eso no es tan fácil saber manipular esos “códigos”. A menudo los receptores tienen ciertas barreras desplegadas contra determinados códigos ¡y eso es bueno! Un buen ejemplo de eso lo constituyen las personas que se cree tienen el cuerpo ‘cerrado’, ya que tienen una barrera de protección energética contra todo lo que viene de fuera.
En la naturaleza hay ciertas sustancias como hierbas y minerales que poseen ciertas capacidades específicas. Por ejemplo, las sustancias utilizadas en un incienso tienen el poder de limpiar el ambiente, poniendo la energía en movimiento y barriendo acumulaciones energéticas.

No obstante, las sustancias y materiales de la naturaleza por lo regular son paliativos cuando actúan solos. Su actuación puede verse potenciada cuando alguien con ciertos conocimientos específicos “pone en movimiento/manipula” esa energía a través de “códigos” o “herramientas” que introducen, por ejemplo, la energía de los elementales, que son seres energéticos.
La intención también es un importante elemento en la magia. Aparte de tener el conocimiento de las materias que se emplean, la mente tiene un papel importantísimo en el comando de ese “camino”. Nada funciona muy bien si no lo hace como un todo.
¡La energía manipulada y utilizada o puesta en movimiento en la forma correcta, con todos elementos (físico, energético, mental y espiritual) hace que la magia se produzca!
La magia mental, la creación e interacción con el todo es una fase avanzada de evolución y la responsabilidad en su utilización es por demás importante. Las personas que están en esa fase saben de su capacidad y también que cualquier desliz intencionado les trae todo de vuelta contra ellas a una velocidad increíble.

Cuánto más evolucionado sea el conocimiento de alguien acerca de la magia, más pronto actúa la ley del retorno contra esa persona.
Por lo regular, las personas que intencionadamente tratan de manipular a otros con magia para su propio beneficio o para perjudicarles, sin tener en cuenta las verdaderas leyes, sufren ese retorno lentamente y muchas de ellas tienen partes de su cuerpo amputadas, como piernas, brazos, o incluso serios problemas de salud ligados a la locomoción en su futuro. ¡Pero esto sucede de forma muy específica, no significa que las personas que tengan amputaciones o problemas relacionados hayan practicado la magia en el pasado!

La verdadera magia es transformación, es “alquimia” verdadera y debe ser respetada. ¡La intención debe ser siempre transformar para construir y nunca para destruir! Ten eso siempre en mente.
Nadie debe construir algo “destruyendo” algo que ya es de otro.